Diamantes tomando forma

Cuando va terminando el año me gusta reflexionar, pensar, lo que me he llevado a modo de aprendizaje, porque creo firmemente de hecho que aprendemos (o deberíamos) día tras día, es la única forma de crecer. Y he llegado a la conclusión de cuán importante es la persona, su esencia, su carisma, su liderazgo, a todos los niveles.

Sir Alex Ferguson decía que ”el liderazgo es un equilibrio entre escuchar, aprender, y liderar”. No puede ser más acertado. Es imprescindible escuchar detenidamente, atender a las opiniones aunque luego tomemos decisiones, pero nunca creas que sabes ni controlas de todo porque también me viene a la mente esta sabia frase de Vincent van Gogh: ”Sigo muy lejos de ser lo que quiero ser…”  

Debemos no sólo tener la capacidad de aprender, sino también de desaprender. De hecho, existe un componente clave en los equipos de alto rendimiento llamado Learning agility, el cual consiste en la capacidad que tienen esos colectivos de estar constantemente aprendiendo y desaprendiendo, esa capacidad de desaprender por aspectos que en un momento determinado nos sirvieron y que ahora ya no nos sirven es un factor clave para conseguir resultados.

Y añadido a lo anterior, debemos querer liderar. Liderar va ligado a exigencia y excelencia. Debemos exigirnos como individuos y como equipo de trabajo, porque nuestra exigencia vincula en gran medida nuestra satisfacción como equipo al resultado obtenido. Pero no debemos olvidar nunca que esa exigencia debe estar absolutamente vinculada a la excelencia. ¿Cuál es la diferencia? La excelencia pone el foco en el proceso, los resultados son importantes pero el proceso también lo es. Aquello en lo que nos vamos transformando mientras perseguimos aquellos objetivos que nos hemos planteado es imprescindible atenderlo, porque es realmente lo que nos hace crecer.

La manera en que nos comportamos, nuestros gestos, el cómo hablamos, miramos, siendo congruentes, honestos, sinceros, auténticos, todo esto compone nuestra esencia como persona que es, al fin y al cabo, lo que deja huella en las personas con las que compartimos parte de nuestro tiempo. Más allá de nuestras titulaciones, lo que determina nuestro ser es la manera en que tratamos a los demás, y creanme, este cambio es urgente. Necesitamos más humanidad, más compromiso, empatía, para empezar a recuperar valores que como sociedad, como colectivo, se han perdido por completo.

Debemos dejar de mirarnos a nosotros, y mirar más hacia fuera, dejar de lado el egocentrismo, la rabia, la envidia, y cambiarlo por la comprensión, la escucha, y el disfrute de la compañía que tenemos al lado. Insisto, humanidad, corazón, y sonrisas. En este momento tan convulso que estamos viviendo le pido a la sociedad, a la clase política, que miren más por nosotros, por nuestro país, que por sus intereses, que miren hacia fuera, y observen las necesidades tan crudas que está padeciendo la gente.

Aparten los prejuicios e intereses propios que puedan tener, y pasen a gobernar pero de verdad, como en su día hizo Mandela, con el corazón, lidere y gobiernen con el corazón, porque creanme que hace mucha falta. Sean más sensibles, atiendan a las necesidades que urgen de ser atendidas, y dejen de lado aspectos que sinceramente me parece lamentable que estén parándose, cuando hay millones de personas pasándolo realmente mal. Hagan política, pero de la de verdad.

Cada vez me parece más necesario y urgente el concepto de liderazgo, un liderazgo que nazca del corazón, de la intención de crecer nosotros primeros siendo autocríticos, reflexionando, humildes y sabiendo escuchar; a la vez que ayudamos  a crecer a las personas con quienes convivimos día tras día,  pero a la vez siendo atrevidos, tomando decisiones, con personalidad, porque todo se puede conseguir pero siendo consciente de que cuesta mucho esfuerzo, sacrificio, y trabajo. En la vida, como en el deporte, no existen los atajos. Como bien dice Jhon Maxwell, ”Quien tiene un sueño conoce a lo que tiene que renunciar con el propósito de avanzar.”

Para este 2015 te invito a que reflexiones, te analices, y descubrirás mucho más de lo que te imaginas porque… ¿realmente te conoces a ti mismo? . Y con el año 2016 que está a punto de entrar te deseo la mejor salud posible, y que cada día consigas mostrar tu mejor versión, disfrutando del camino, de los errores y aciertos, de los momentos sencillos, de las personas auténticas, de la vida, porque vivirla en plenitud es el mejor regalo que podemos tener.

Un fuerte abrazo, te deseo lo mejor, que tengas una muy buena semana, y un bestial 2016.

Quien elige el camino del corazón no se equivoca nunca.

-Popol Huh-

Adventure of a Lifetime

Como bien dice la canción:

Under this pressure, under this weight;

We are diamonds taking shape.

 

Sir Alex Ferguson: Secrets of Success BBC Documentary 2015

13553

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s