Conversaciones de otoño

Son las 17:00 aproximadamente de un sábado por la tarde típico de otoño, con buena temperatura. Sientes el frescor de la época en tu cara, las hojas que poco a poco van cayendo de los árboles que rodean la casa, un aire limpio que dista del de la ciudad, puro, es lo más parecido a pura vida. Sentados los dos, mi abuelo y yo, en una de esas conversaciones que tanto nos apasiona tener.

-. ¿Qué tal vas con todo por allí por Madrid hijo?

-. Por Madrid todo bien abuelo, ya sabes, intentando hacerme un hueco. La cosa no está fácil, parece que nunca es suficiente para tener un trabajo decente pero bueno, encontraremos una solución, pelearemos como siempre hemos hecho. Y terminará saliendo.

-.Claro que sí hijo, más difícil lo tuviste en Barcelona cuando naciste, y mira, aquí estás. Tú, mejor que nadie, sabes que hay que pelearlo todo hasta el final, porque aún cuando parece imposible, mientras hay vida hay esperanza. 

-.Es cierto, pero también me revienta ver que a veces hay que bailar el agua, hacer la pelota, para que te den oportunidades. Y sabes de sobra, que por ahí no paso, me niego en rotundo. Creo en el trabajo, en el esfuerzo, en la constancia, en no poner excusas sino en pensar soluciones a los problemas, aunque se tarde más por ese camino.

-.¿Tarde? ¿Y cuándo es tarde o temprano? No lo sabes, no tienes ni idea. Todo llega cuando realmente es preciso, en el momento oportuno, ni más ni menos. No te preocupes de eso, ocúpate de aprovechar cada día, para formarte, y crecer, cuanto más mejor, para liderar la competencia. Ve siempre por delante del resto. Bueno, ¿cómo va ese equipo?

-.Bien, veo a los chicos ilusionados, motivados, con ganas de aprender en cada entrenamiento a tope, y les veo felices. Estamos valorando cambiar de sistema abuelo, porque hemos visto que hay cosas que no terminan de funcionar. Hemos probado otra opción, y les vemos más cómodos, quizás de esta otra manera sí nos adaptamos mejor a las características que tienen. 

-. Eso es lo más importante, que les veas contentos, felices. Están en una etapa clave para su crecimiento, anímales a que sean valientes, que no tengan miedo, que esto es para disfrutar, como la vida. Porque al final, se nos escapa entre las manos y no nos damos cuenta. Si tienes la corazonada de que puede funcionar, pruébalo, sé valiente. Esto es para valientes, atrevidos, y supervivientes como tú. Bueno, y de chicas, ¿qué tal está el tema?

-. ¿¿De chicas?? Jajajaja, no fastidies abuelo…Sabes que soy un desastre en ese tema.

-.Desastre…o quizás que tienes muy claro lo que quieres, y no lo has encontrado aún. 

-. Mira abuelo, me he dado cuenta de que llegas a un punto en el que eres consciente de que ser guapo, bonito, no vale absolutamente de nada, ¿sabes? Lo que veo no me gusta. Está muy de moda el ”si te he visto, no me acuerdo”; ir al grano, sin miramientos, sin importar nada más que lo que hiciste la noche anterior, para contarlo al día siguiente, para chulear, y eso no va conmigo. Tengo muy claro que me gusta aprovechar el tiempo, cada segundo de mi vida, porque eso es algo que se va y no vuelve. Por tanto, si decido conocer a una chica, que sea por su personalidad, porque compartes manera de pensar, gustos, ideas, estás cómodo con ella. Si no es así…bye bye. 

-. Bien que haces hijo, la vida ya es lo suficientemente compleja, como para que te la hagan más difícil. Vive según lo que tú sientas, no lo que te imponga la sociedad, lo que sea que esté de moda. En esta vida hay que tener personalidad, para tomar tus propias decisiones, y ser tú quién decides ser a cada momento. 

-. Así es, ¿viste la medalla que te dejé la última vez que vine, de cuando ganamos la liga con el Infantil C?

-. Sí hijo, me emocioné muchísimo. ¿Sabes? A los abuelos nos da la vida esos pequeños momentos, esos detalles…valen mucho más de lo que te imaginas. Cada día nos venden una realidad que no es cierta, basada en consumo excesivo que se orienta hacia lo material, por ver quién tiene la novia más guapa, el coche más potente, la casa más grande,… Me da mucha pena ver a los jóvenes en una misma mesa sin mirarse, centrando su atención al móvil. La clase política no para de lanzarse dardos entre sí, en vez de crear un proyecto sólido de país que realmente ayude al ciudadano, al que lo necesita, y todo porque son unos incapaces. Sólo espero que tú seas una persona noble, responsable, un hombre hecho así mismo. Y si puede ser…que se cumpla mi deseo.

-.Jajajajaja, a ver…sorpréndeme, pero creo que lo adivino.

-. Que te vea entrenando a mi Atleti. No sabes cuánta ilusión me haría, y lo feliz que sería de ver a mi nieto ahí abajo, en el césped.

-. Bueno, te prometí que sacaría la carrera universitaria cuanto antes, cuando te pusiste malito, y lo hice. Créeme que haré todo cuanto esté en mi mano, pero siempre disfrutando del camino. Queda mucho por recorrer Abuelo, y mucho por disfrutar. 

-. Me tengo que ir hijo, cuídate mucho, un beso muy grande, y sigue siempre adelante. 

-. Otro beso enorme Abuelo, te quiero mucho, descansa. 

Suena la alarma del teléfono a mi derecha. Un nuevo día que da el pistoletazo de salida a una nueva semana, para aprovechar al máximo, seguir creciendo, mejorando, e ilusionando a toda la gente que me rodea. No pierdas nunca la sonrisa, porque siempre se encuentra una solución, la oportunidad termina llegando, es sólo que quizás aún…no es el momento. Un fuerte abrazo, que tengáis una muy buena semana.

”Sólo triunfa en el mundo quien se levanta y busca las circunstancias, y las crea si no las encuentra.” (George Bernard Shaw)

”Muchas personas piensan que tener talento es una suerte, pocas sin embargo piensan que la suerte puede ser cuestión de talento.” (Jacinto Benavente)

”La suerte favorece sólo a la mente preparada.” (Isaac Asimov)

”La suerte del genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración, o sea, sudar.” (Thomas Edison)

”¿Y cuándo piensas realizar tu sueño?, le preguntó el Maestro a su discípulo. ”Cuando tenga la oportunidad de hacerlo”, respondió éste. El Maestro le contestó: ”La oportunidad nunca llega. La oportunidad ya está aquí.” (Anthony de Mello)

 

fullsizerender-2

One comment

  1. Juan Manuel Marquez · noviembre 17, 2016

    Si vas a dudar de algo alguna día, que sea de tus limites…. te queremos!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s