Lo que jamás pasará de moda

Uno se asombra de ver el poder que tiene la sociedad, el contexto, el entorno, las tendencias, las ”modas”, para envolver a las personas, influenciarlas, la creación de tendencias, una auténtica carrera de ir ”a la última”, la fijación de metas a muy corto plazo, el resultado o rendimiento instantáneo, la atención a lo que está por venir en vez de atender al instante que vives, el significado de familia, de hogar, de amistad, cada vez más roto por momentos.

Es encender la televisión, escuchar la radio, para darte cuenta de que vamos mal, muy mal de hecho. ¿Alguien gira la botella 20.000 veces hasta que logra que caiga de pie? Todos empiezan a hacerlo; Piqué se corta las mangas de la camiseta de la selección, y en cuestión de minutos es #trendingtopic en Twitter, desconocemos la causa, pero, ¿qué más da?, le ponemos a parir, total, todo el mundo lo hace. ¿Y qué hay del incremento de suicidios?¿de los casos de abuso sexual?¿Qué sucede con lo referente al abuso escolar?¿Y los sucesos de violencia machista? ¿Qué hay de la nula o poca credibilidad en la clase política? Todo esto, ¿no vende?. En consecuencia, ¿no me interesa?.

El problema de vivir ”en la moda” es que se carece de personalidad, educación, valores, se vive para la opinión de los demás, en vez de vivir para fomentar nuestro ser, nuestra autenticidad, nuestro valor como persona. Decía el gran Johan Cruyff que le gustaría que la gente le recordarse como un deportista responsable; esto lo dice una persona que dice no recordar sus goles, quien ha regalado sus medallas a sus nietos, porque lo que realmente le importa es el proceso, el camino que se recorre y la manera en que se hace ese camino.

Me viene a la memoria una de las frases que más me gustaron de la película Un monstruo viene a verme, y que precisamente es este sabio monstruo quien la recita: ”No importa lo que digas, lo que sientas; lo que verdaderamente importa es lo que hagas.” Porque el hacer está ligado de manera directa con tu forma de ser, con tu educación, con tus actos; porque son esos mismos actos los que dejarán o no una huella imborrable en las personas con quienes has pasado cada momento de tu vida. Una huella que siempre recordarán con cariño, porque justamente eso, vivir momentos inolvidables, es algo que jamás pasará de moda.

Que tengan un muy buen fin de semana, un fuerte abrazo. Y disfruten de la vida. El vídeo que adjunto, muy recomendable.

”Quédate hoy conmigo, vive conmigo un día y una noche y te mostraré el origen de todos los poemas. Tendrás entonces todo cuanto hay de grande en la Tierra y el Sol y nada tomarás ya nunca de segunda ni de tercera mano, ni mirarás con el espectro de los libros. Tampoco contemplarás el mundo con mis ojos. Ni tomarás las cosas de mis manos. Aprenderás a escuchar en todas direcciones. Y dejarás que la esencia del Universo se filtre por tu ser.”

Walt Whitman

 

florenzi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s