Lejos de los focos

“Puede que haya un amigo que le diga cómo, cuando estaba llorando desesperadamente en una cama de hospital recibiendo un tratamiento que salvaba vidas, Sir Alex vino y pasó varias horas levantándolo de su melancolía. Podría ser también que la esposa de un ex jugador, brillando sus ojos con la satisfacción de saber que ella y su marido están sentados allí porque Sir Alex contestó su carta y los invitó a pasar la tarde con él.”

cristiano Ferguson

Ésta que ven es una de las imágenes que más me gustó de cuantas se vieron en la celebración de la Duodécima Champions League por parte del Real Madrid, por el significado que tiene la misma . A pesar de los años, no hay una vez que se encuentren Sir Alex Ferguson y Cristiano Ronaldo, que no se fundan en un abrazo sincero como el que se produjo en Cardiff. ¿Cómo se llega a ese nivel de liderazgo?

A punto de terminar el libro Leading, sobre la persona de Sir Alex Ferguson, uno llega a la conclusión de que aspectos como la humildad, la empatía, la inteligencia emocional, son factores claves para lograr conseguir un rendimiento óptimo en un equipo de trabajo, o en este caso concreto en un equipo de fútbol.  Resulta un factor decisivo la capacidad del entrenador de generar un entorno de confianza, lo suficientemente sólido para reconocer las debilidades y tratar de solucionar entre todos los conflictos que se presentan a lo largo de una temporada.

Para generar ese entorno de confianza se debe destacar, bajo mi punto de vista, la capacidad para conectar con tus jugadores con el fin de ayudarles a que muestren su mejor versión, pero con la humildad suficiente para pasar desapercibido. Es decir, lejos de los focos, teniendo claro que los absolutos protagonistas son ellos y que tú como entrenador no necesitas la validación, el reconocimiento, de la prensa, de los medios; sino que trabajas, suministras herramientas a tus jugadores con el fin de que sean un poco mejores cada día, a todos los niveles.

Juventus v Real Madrid - UEFA Champions League Final

Como bien dice mi amigo Álvaro Merino, “los jugadores te escuchan una vez; la segunda vez escuchan lo que haces.” Es decir, tus actos en el día a día hablan por ti, y es con tu manera de ser, día tras día, comportándote de la misma manera independientemente de cuán buena o mala sea la situación como mejor generas el entorno de confianza mencionado anteriormente tan necesario para conseguir resultados extraordinarios, porque como dice cierta frase, “Uno nunca es lo suficientemente grande como para dejar de atender a los pequeños detalles del día a día.” La humildad resulta ser un factor decisivo en el éxito profesional y personal.

Y probablemente ese factor, junto con la capacidad de comportarse siempre de la misma manera pausada, tranquila, durante todas las ruedas de prensa, es lo que le ha llevado a Zinedine Zidane a conseguir, junto con su cuerpo técnico, los éxitos deportivos que ha logrado este Real Madrid CF esta temporada. Cada vez estoy más convencido que cuanto más pausado, más autocontrol desprende con su imagen el entrenador mayor es el grado de confianza que genera en sus jugadores, porque transmiten una imagen de solidez, de control de la situación, actos en definitiva que se traducen en el argumento más sólido para que un jugador termine creyendo en ti. Nuestros actos dicen quiénes somos.

zidane

Por último, y para terminar con este post. Si tan importante es ser un experto en generar y/o transformar estados de ánimo colectivos, con el principal objetivo de lograr, ayudar, a que nuestros jugadores, nuestros trabajadores, sean un poco mejores cada día; si estamos viendo que, probablemente, el liderazgo es el arte del Siglo XXI, por la importancia, el impacto positivo que puede llegar a tener en nuestra sociedad, ¿por qué no le empezamos a dar la importancia que se merece? Insisto, sigo viendo demasiadas conferencias de táctica, técnica, preparación física, algunas incluso demasiado adornadas y con un punto de hasta prepotencia desmedida; y por el contrario, ninguna sobre liderazgo. Creo, honestamente, que no nos iría nada mal poner el foco en este apartado, porque probablemente todo funcionaría bastante mejor.

Sería conveniente recordar que nadie es experto por sí mismo, y que se debería tener la suficiente humildad como para recordar, tener presente cada día, a quienes te enseñaron, a aquellas personas que dejaron en ti ese sello, ese legado, en modo de experiencias, de conocimientos, de manera de ver la vida, el fútbol; que en definitiva invirtieron parte de su tiempo para poner su granito de arena en ti, para que seas un poco mejor cada día. La misma humildad que es necesaria para saber que, cuanto mayor eficacia tiene tu equipo, menos debe notarse su presencia, porque será la mejor forma de ver la calidad de tu liderazgo manteniéndote siempre lejos de los focos.

Reciban un fuerte abrazo, y espero que disfruten de los vídeos porque esta semana merece la pena dedicarle un ratito. Disfrútenlos¡

“IDEAL LOCO: Un arquero quiso cazar la luna. Noche tras noche, sin descansar, lanzó sus flechas hacia el astro. Los vecinos comenzaron a burlarse de él. Inmutable, siguió lanzando sus flechas. Nunca cazó la luna, pero se convirtió en el mejor arquero del mundo. (Alejandro Jodorowsky)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s